jueves, 15 de marzo de 2012

Reflexión sobre la afición madridista

El Real Madrid se clasificó ayer para los cuartos de la Champions pero hoy el debate es sobre la afición del Real Madrid que va al Estadio Santiago Bernabéu. Y entiendo el debate ya que la clasificación se daba por conseguida antes de jugarla (no ha sido sorpresa ni gran noticia) y porque Mourinho volvió a hacer referencia al público de Chamartín, un público que ayer (excepto el fondo sur) estuvo callado, como en un cementerio. No es opinión, es una realidad, la cual yo respeto, comprendo pero no comparto.

Yo no soy nadie para criticar a la inmensa mayoría de los aficionados que ayer fueron al Bernabéu. Tampoco soy nadie para representar una "corriente" de opinión madridista. No me gusta criticar a nadie por no aplaudir o porque piten a un jugador. Considero que cada uno es muy libre de hacer lo que le da la gana, que para eso ha pagado mucho dinero (ayer, entre 60-220 €) para ver a su equipo. Es verdad que es triste ver como un estadio está callado en su inmensa mayoría ante una cita tan importante (pero menos importante que otras) y pita muchas veces a sus jugadores (aunque uno en especial se lo merece) y se aplauden a los rivales.
Pero el madridismo debe valorar que somos un club en el que hay diversas opiniones, que tenemos una afición muy plural, muy diversa y diferente, que un madridista es igual de madridista estando en Madrid o en Albacete, en Málaga o en Vitoria, en Lugo o en Gerona, en Badajoz o en Alicante. Somos un equipo que no excluye a nadie, que se abre a toda España y a todo el mundo y que no nos cerramos en una Comunidad Autónoma como hacen otros. Y en toda esa diversidad, hay varias opiniones. Y todas son igual de válidas. Y el madridismo no solo es el madridismo twittero o el madridismo joven que sí queremos animar. El madridismo tiene muchas edades, muchas costumbres y tradiciones. Pero lo más importantes es que no existe el "pensamiento único" del FC Barcelona. Aquí todas las opiniones se escuchan y se dicen, no pensamos todo lo mismo para alegrarnos los oídos y tenemos voz y voto, no seguimos la corriente del club, y eso se llama democracia y libertad. Prefiero esto a la dictadura que tienen otros.

No me gusta ver a un estadio callado como sí no estuviera pasando nada en el terreno de juego. Admiro y siento envidia sana por San Mames, El Sadar, antiguo Atocha, Cornellá, Benito Villamarin, Los Cármenes, El Molinón. Campos que ganan partidos, campos que tienen la grada muy cerca del césped y que, aunque no la tengan, la afición hace temblar al equipo rival. Es lo que hace ya años dijo Valdano "el miedo escénico". Entonces se refería al Bernabéu. Nosotros no tenemos pistas de atletismo, pero da la sensación de que sí jugáramos con ellas y de que la voz de la afición llegara desde muy lejos. En Anoeta, en Son Moix o en Balaidos se anima mucho más que lo que animó ayer la afición el Real Madrid. Y eso es para replanteárselo.
Pero hay que entender esa diversidad que mencioné antes. Y hay que respetarla. Yo no sé qué tipo de gente había ayer, de qué edades y de qué sitios, pero por lo visto por televisión había mucha gente mayor. Y esa gente mayor no está acostumbrada a dar gritos, a animar de forma continua. Y eso hay que entenderlo. Y esa gente mayor ha hecho grande al Real Madrid, y es igual de madridista que los que no compartimos su silencio. Pero es su costumbre, su tradición. La gente mayor ha visto ganar 3 Copas de Europa, ha visto a la Quinta del Buitre, al Madrid de los 70 e incluso al mejor Real Madrid de la historia, el de las 5 Copas de Europa. Y esa gente, creo, no está acostumbrada a animar. Está acostumbrada a sentarse y a que su equipo le haga levantarse del asiento y no al contrario. Y tienen todo el derecho a ir. Y ellos son los que han hecho grande al Real Madrid. Porque el Real Madrid es de sus aficionados.

Pero, sin querer justificar lo de ayer, el partido no era el partido del año. Se sabía que se iba a pasar la eliminatoria, que no habría problemas. La gente se sienta y espera lo que ya sabe que va a pasar. Celebra los goles, aplaude al equipo (aunque sea poco) y se va a casa. Y hay algunos que pitan a algún jugador. En concreto a Kaka. Yo soy de los que opinan que no está bien pitar a un jugador en los 90 minutos (que se le pite al comenzar el partido o cuando le cambien) pero lo de Kaka es distinto. Llevo diciendo desde hace ya mucho tiempo (verano 2010) que Kaka debe estar fuera del Real Madrid, por haber escupido la camiseta del Real Madrid, por haberse mofado y reído del madridismo, dejando de jugar con su club para llegar al Mundial, lesionarse en el Mundial y ocultar su lesión para disfrutar de sus vacaciones no merecidas. Para mí no es una tontería. A eso se le incluye que es el segundo o el tercer jugador que más cobra en la plantilla. Y no renunció a nada cuando estuvo lesionado por su culpa (Altintop renunció a su sueldo mientras estuviera lesionado). Pero es que además, jugando es un desastre. Y hay que asimilarlo. Hace 2, 3 partidos buenos cada 3 meses y eso no se puede permitir. Kaka si se merece los pitidos e incluso diría que con pitarle muchos nos quedamos cortos.

Lo que no puedo aceptar ni comprender son las críticas a los Ultra Sur. Son los únicos que animan, que hablan un poco durante el partido. Solo faltaría que se fueran ellos para que el Bernabéu se quedara en silencio. A mí me da igual el pensamiento de los Ultra Sur, yo opino sobre lo que hacen en el Estadio Santiago Bernabéu, que es animar. Y yo aplaudo a los que animan e intentan ayudar al equipo.
No nos pongamos obstáculos entre nosotros. Claro que a muchos no nos gusta el silencio vergonzoso de ayer en el Bernabéu, pero pasó y el club, con su presidente a la cabeza, debe evitarlo. Y que aproveche para mirar más al aficionado y no ponga la barbaridad de precios del partido de ayer.
Señor Florentino, no todos los madridistas tenemos tu dinero. Lamentablemente no. Y el Real Madrid es de todos.

3 comentarios:

  1. Muchos carnets de socio en el Real Madrid cerca de la jubilación y sobretodo la costumbre de ganar siempre, otra de las cosas. Mucha exigencia y dámos poco, el campo es un silencio por sectores, cuando los ultras empiezan muchos grupos siguen pero claro 90.000 personas a la vez nunca se oyen en el bernabeu, ese es el problema, ahora cuando venga lo peliagudo de la champions esperemos que algunos más se animen y al menos coreen lo de hola fondo norte, hola fondo sur, Jose Mourinho, Real Madrid allez allez, como no te voy a querer, la copa no se juega aquí, etc.... porque por cánticos no será.

    ResponderEliminar
  2. para mi esta fue la realidad de kaka que muchos no conocen: http://www.youtube.com/watch?v=jI4K_KIBjqQ

    ResponderEliminar
  3. Yo soy abonado en el cuarto anfiteatro del fondo sur,alli la mayoria somos gente joven,abonados la mayoria de ellos desde mas de 10 años,muchos,incluido yo,venimos del famosos gallinero,donde nos dejabamos las gargantas animando al madrid,pero que hoy nos hemos hecho mayores y encima estamos los 90 minutos sentados,y ya nos cuesta animar,a otros nos da hasta un poquito de cosa animar porque te miran mal,es asi....pero yo creo que si el Real Madrid,se decidiera a crear una grada joven en el fondo norte,mas los ultras esto volviera a ser "el miedo escenico" sirva como ejemplo cuando los ultras saludan al fondo norte o canta el PUTA BARSA EOE,se me ponen los pelos de punta....¡hala madrid siempre!!!

    ResponderEliminar